Bassum: El hogar del monasterio más antiguo de Baja Sajonia

Bassum es una pequeña y hermosa ciudad situada a unos 25 km al sur de Bremen en el distrito de Diepholz, que forma parte del estado federado de Baja Sajonia, Alemania. Puede que Bassum no sea tan popular como otras ciudades de Alemania, pero es el lugar perfecto para tomar un descanso, relajarse y desconectarse por un rato de la agitada vida en la gran ciudad, por lo que es un lugar que vale la pena visitar.

Estos dos ultimos años he tenido la fortuna de poder pasar la Navidad en Bassum. Así que en mi última visita aproveché de grabar un poco para poder mostrárselas. Pero antes, me gustaría contarles un poco sobre la historia de la ciudad.

La formación de la ciudad de Bassum

Numerosos hallazgos han hecho suponer que el entorno de la ciudad actual ya se encontraba habitado durante la época germánica. El desarrollo de esta localidad está íntimamente relacionado con la Abadía de Bassum y los Condes de Hoya

En el año 858, la aristócrata Liutgart puso su herencia a disposición del arzobispo Ansgar de Bremen y Hamburgo (831-865) en Bassum (en ese entonces llamada Birxinon) para la fundación de un monasterio canónico. Este lugar se utilizaba para la educación y el cuidado de mujeres solteras de familias nobles del país, donde su tarea principal era la alabanza solemne a Dios, la intercesión por los vivos y los muertos, la difusión de la fe cristiana en la región y el cuidado de los pobres. El monasterio también mantuvo un hospital. 

El monasterio en ese momento ganó riqueza e influencia a través de generosas donaciones. El gran regalo de la aristócrata Luitgart fue un ejemplo y la base para la acumulación de riqueza. Gracias a esto, se construyeron edificios y se decidió reemplazar la antigua iglesia por un edificio más grande. Alrededor del año 1200 se construyó una nueva iglesia de estilo románico, la cual después del gran incendio de 1327, fue reconstruida con un estilo gótico.

El convento de las canonesas, que aún existe hoy en día, es el más antiguo del norte de Alemania. En Europa, la abadía de Bassum es el único monasterio canónico existente. A pesar de haber sido cristiano en sus inicios, el monasterio pasó a ser protestante en 1541 y todavía se encuentra dirigido por una abadesa.

Escudo de Bassum

El desarrollo histórico de Bassum fue dominado posteriormente por los Condes de Hoya (hasta el término de su dinastía en 1582). Alrededor de 1230, establecieron la bailía de Freudenburg, que luego se convirtió en la oficina (buró) y finalmente en el distrito de Freudenberg. Al norte del antiguo monasterio de Birxinon (Bassum), una antigua familia noble se instaló en la zona, dando así lugar al pueblo de Loge.

Las fusiones parciales de las tres municipios de Bassum, Loge y Freudenberg en los años 1861, 1875 y 1879 llevaron a la formación de la ciudad de Bassum el 1 de junio de 1896 (las tres hojas de tilo en el escudo de armas de Bassum simbolizan la fusión de los tres pueblos).

El 24 de marzo de 1927 el magistrado de la ciudad de Bassum aprobó una solicitud para la introducción de un escudo de armas y el uso de los colores locales (verde, amarillo y blanco). El 24 de septiembre de 1927, el Ministro del Interior de Prusia emitió un decreto autorizando a Bassum a tener un escudo de armas y un sello oficial. El 25 de octubre de 1929, el Ministerio de Estado de Prusia otorgó a la ciudad de Bassum los derechos municipales. El alcalde de ese momento, Ehrig, informó: «El pueblo ha logrado convertirse en ciudad el 16 de noviembre de 1929».

En 1974 Bassum se convirtió en municipio unitario. Las comunidades circundantes más pequeñas, hasta entonces independientes, pasaron a pertenecer a la ciudad de Bassum. Con la construcción de la circunvalación, en 1994 la ciudad experimentó una mejora cualitativa en toda el área del centro de la ciudad. Las áreas comerciales y residenciales se liberaron en gran medida del tráfico de larga distancia, mientras que las áreas comerciales adyacentes recibieron las mejores conexiones de transporte posibles.

Es así como en un período de más de 1150 años, un pequeño pueblo acogedor en un distrito rural de un asentamiento germánico, logró convertirse en una ciudad a través de la fundación de un monasterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *